domingo, junio 03, 2007

Reflexiones mirando el techo en una noche de insomnio

La verdadera lucha del espíritu es contra la mediocridad. La grandeza consiste en darnos cuenta que si permanecemos inmóviles, caeremos en sus garras inexorablemente. El desafío consiste en llegar al final de la vida con la certeza de haberle ganado la batalla, de haber evitado que se apropiara de nuestro espíritu o al menos con la tranquilidad de no habernos rendido.
Alguien dijo que muchas personas nacen mediocres, otras se vuelven con el paso del tiempo y a otras la mediocridad las cubre como el agua y ni se enteran. La mayoría de los seres humanos nadan en semejante fluido con la gracia con que el pez se mueve en su entorno. Y al igual que el pez, que no sabe que esta sumergido en el agua, los mediocres desconocen estar sumergidos en la mediocridad.
Creo que el ser humano es mediocre por defecto; que en alguna vuelta de su mapa genético está el disparador que le azuzará a perfeccionar su mediocridad. Basta echar un vistazo alrededor nuestro para darnos cuenta de ello. Hay personas que hasta se esfuerzan por alcanzar grados superlativos en el escalafón de los mediocres.
La mediocridad no descansa. Está en permanente movimiento buscando cada pequeña debilidad de nuestro espíritu y de nuestro corazón para ganar su terreno. El conformismo, la desidia, la pereza, la soberbia son algunos de sus mas fieles aliados y son a la vez muchas de las pieles que utiliza para mimetizarse.
Cuando pensamos, por ejemplo, que es tarde para hacer algo que deseábamos, ya sea porque creemos que ha pasado nuestro momento o porque ya no contamos con la fuerza de voluntad que deberíamos, estamos siendo mediocres; cuando transgredimos una norma de convivencia, simplemente porque nos creemos más listos, estamos siendo mediocres; cuando nuestro único objetivo es ganar en vez de competir, estamos siendo mediocres; cuando somos insensibles a una puesta de sol o a una luna llena reflejada en el mar, simplemente porque sabemos que el fenómeno volverá a repetirse de manera periódica, estamos siendo mediocres.
En todos los órdenes de la vida, en cada una de las trincheras que ocupamos habitualmente se puede y se debe luchar contra la mediocridad. En cada actividad el ser humano puede destacar por su lucha o por su pasividad. Así mismo creo que dónde la mediocridad hace estragos es en la política - ¡qué difícil es hallar un político sano!- y donde tiene el paso vedado es en el arte.
Admiro a los artistas, porque creo que el arte es el camino más seguro para blindarse contra la mediocridad. Un artista, es alguien comprometido de forma muy seria en en esta pelea. Un músico que compone no está haciendo otra cosa que buscando la perfección, así como el que escribe o el que pinta o el que esculpe o el que actúa. El artista jamás se da por satisfecho; siempre vuelve a crear porque confía en que lo mejor aún está por llegar. Un actor que se mete en un personaje es alguien que busca activar la reflexión en los demás; es alguien comprometido en sacarnos del mar de la mediocridad por un momento para hacernos ver que se puede mejor vivir fuera de ese entorno.
Temo más a la mediocridad que a la muerte y mis bajones anímicos coinciden siempre con esos momentos en los cuales me siento tentado a bajar la guardia; en los momentos en los que pienso que jamás volveré a escribir un poema; cuando miro un punto del mapa y me asalta la certeza de jamás estaré en ese lugar; cuando releo esa novela que no puedo terminar y pienso “¿para quien la estoy escribiendo?”; cuando intuyo que ya no volveré a enamorarme.

20 comentarios:

Llanura Pampeana dijo...

Y si, contra la mediocridad no hay que quedarse quieto. Es una lucha constante. Y coincido con vos en lo que respecta a los artistas.

¡Saludos!

Pd.: finalmente encontré solución alternativa a lo de la "singingbox".


Pase y vea lo que la Llanura le ofrece.

Valeria dijo...

Las noches de insomnio nos hacen dar demasiadas vueltas a las cosas.
Mañana verás que sí puedes enamorarte de nuevo, por ejemplo, y renovarás tu ánimo.
Un saludo.

Milongas dijo...

Pero amigo mío, la mediocridad no es tan mala si la escojes!!! Hay gente que vive bien así y no se debe juzgar porque cada uno elige su camino, la cuestión es estar feliz con lo escogido. Y no desesperes, pues esa novela la escribes para tí, para darle alas a tu espíritu, para hacer feliz a tus musas y volar hacia donde tu quieras!!! Y sigue creyendo, ten esperanza, ten fe, pues tantas vueltas da la vida que el amor volverá a llamar a tu puerta, acabarás tu novela y volverás a escribir poemas maravillosos, sólo tienes que creer en ti y luchar por lo que quieres, sin pensar que ya ha pasado el tiempo para ello!!!
Un beso y muchos abrazos, que siempre me encanta leerte, me agitas el corazón!

Bea dijo...

Coincido con Milongas, me encanta leerte pq me agitas el corazon. Y como es eso de que en casa de herrero cuchillo de palo? O debo recordarte todas las palabras y consejos que me diste para afrontar esa misma desazon y ese mismo miedo? Todo mi carinio en un abrazo enorme.

loca_como_tu_madre dijo...

"cuando somos insensibles a una puesta de sol o a una luna llena reflejada en el mar, simplemente porque sabemos que el fenómeno volverá a repetirse de manera periódica, estamos siendo mediocres"

Me encantó tu post, y me hizo pensar muchísimo... Gracias, de todo corazón.

Beso sincero,
Maru.-

MaleNa dijo...

Me sumurgí en tus letras, me siento identificada con tu sentir.

Expresas bellamente el sinsabor del alma.

Beso blue.

pipita dijo...

esta bueno lo que decis la verdad encierra verdad y razon...mediocridad que palabra triste ...
besos

*cone* dijo...

Yo creo que cada uno elige lo que quiere y hace lo que puede. Muchas veces te pasas la vida buscando y buscando que hacer y no terminas de hacer nada. Por eso hay que tratar de vivir lo mejor que se puede y siempre con la elección de uno.

Cariños, Cyn

*AntagoniSta* dijo...

No dormirse en los laureles es reconocer la inexistencia de los mismos... A veces pareciera que el camino para no traspasar la línea mediocre fuera el de la voluntariedad, proceder como valientes, probablemente será así que un rebato de "ganas de marcar la diferencia" nos haga salir de esa concepción que por naturaleza abunda en el aire.

Gracias por su visita, un verdadero placer, lo leo desde hace tiempo en silencio y su visita me sorprendió!
Saludos.

BuBulina dijo...

¡Cuánta verdad hay en lo qué escribiste y pensaste!

Las noches de insomnio dan para muchas de esas cosas...

Beso!

MaGycA dijo...

pues no me he sentido mediocre al leer esto, me he sendito bien. Estoy paseando por aqui y me encanta lo que leo y escucho.
Ahora mismo no puedo llenar esos espacios con buenos recuerdos, precisamente eso son los que duelen. Un besote

_ridicule_star_ dijo...

pregunto... le podemos escapar a la mediocridad? o... le podemos escapar a los defectos en general?

Llanura Pampeana dijo...

Aún con el otro posteo. Entonces saludo simplemente. ;)



Te invito a dar una vuelta en tren por la Llanura. Su abordaje será bienvenido.

Anele dijo...

Cada uno toma sus propias decisiones, en función de sus ánimos en cada momento; puede ser que hoy seas un mediocre, y mañana empiezas a despuntar.
Mientras seas feliz con tu elección, quienes somos nosotros para juzgar a nadie...

Cervecerix dijo...

"El arte no debe hacerse popular; es el pueblo quien debe hacerse artista. La diferencia es abismal" (Oscar Wilde)

Saludos!!

La otra parte de mí dijo...

No me apeno de reservar para mí misma el resto de mi vida,hay que vivir cada día encontrando su significado en este momento,a veces sólo nos maravilla nuestro pasado,otras nos gusta impresionar,otras sólo buscamos estar con otras personas,a veces nos dedicamos a competir...cuánto de nuestra vida nos estamos robando?no lo sé.La ansiedad por el futuro,la culpa con el pasado nos roba el presente.
La vida es todo lo que hay,y yo soy como soy,de la mejor forma que encuentro.

marvision dijo...

...cuando intuyo que ya no volveré a enamorarme.
y digo yo: Porque no vives eternamente enamorado? si vives enamorado no es posible la mediocridad, el gusano de alcanzar lo que amas...no te deja en paz, jajaja
besos...marvision

Melina Mas dijo...

Bueno, son cosas que nos ponemos a meditar cada tanto, comparto algunas cuestiones y preguntas sin respuestas. Sigo sosteniendo que lo mejor es disfrutar. Paso prontito!

smilysmiles dijo...

Si,lo peor es cuando te encuentras en uno de esos momentos en los que sientes que estás hasta el cuello de mediocridad pero estas tan cansado/deprimido que ni puedes creer que se puede salir de ello.
Es proponerselo y salir adelante.

Besos Marce y no pienses de una forma tan pesimista :)

carmen jiménez dijo...

Pues aún así, aún cuando uno roza la mediocridad de darse por vencido, la vida te sorprende y vuelve a ponerte a prueba a ver cuánto tienes de mediocre y cuánto de ese espíritu artístico que estoy segura cuando se tiene, no se puede ser mediocre no serías artista. Y creo que en tu caso todavía se escuchan las cuerdas de la guitarra, todavía late en tus poemas.
Un beso poeta!