martes, septiembre 09, 2008

Us and Them

Tan ridículos como peligrosos


Viendo las nominaciones de los candidatos presidenciales de Estados Unidos, es difícil permanecer indiferente. No porque el tema sea realmente interesante sino porque, lamentablemente, mientras sigan dominando en el mundo, es un tema que nos afecta al resto.



Barak Obama, ha sido erigido por su partido como el emblema de la igualdad. Esto, por ser negro e hijo de inmigrantes; por ser afroamericano; porque su padre es el paradigma del sueño americano (¡por Dios! ¿quién inventó esa idiotez para denominar al deseo de progreso que tiene cualquier persona sea o no estadounidense?); porque lo comparan con Martin Luther King (no podría atarle los zapatos); porque lo catalogan el sucesor de la saga de los Kenedy (una familia ligada siempre a los clanes mafiosos de Chicago).
En fin, que hay que reconocer que el hombre es más blanco de lo que su piel determina, si uno lo compara con algunos de los personajes que han pasado por la Casa Blanca y el Capitolio.... pero cuidado, que ponerse el buzo de “Mister” en USA, no es moco de pavo. Hay que ser “muy americano” para que te den esa chance: es decir hay que poner a Estados Unidos por sobre el resto, sea esto justo o no y hay que estar dispuesto a enviar a los marines donde sea, toda vez que el interés de “América” lo requiera.



Pero si uno mira el otro bando, entonces ya deja de preocuparse para empezar a sentir un pelín de miedo. Un McCain anciano y de vuelta de todo, encabeza la lista acompañado de una mujer que, parece que, lo más valioso que tiene para aportar a la causa es ser madre de un niño con síndrome de Down, a juzgar por la desmesurada promoción que se le ha dado al hecho. Como si tener un hijo minusválido fuese garantía de capacidad para gobernar, no ha dudado en enarbolar al pequeño en cuanto acto proselitista se ha presentado. Y hasta la pequeña de sus hijas, que iba para madre soltera, ahora “deberá” casarse y demostrar que en las filas republicanas lo primero es la familia.
Una pareja de ultraconservadores y pacatos al timón del mundo... ¿no sería preocupante?
Dos que proponen que cualquiera puede armarse hasta los dientes y que hablar de sexo con los adolescentes es pecado... ¿no es un poco peligroso?
En fin, que la sociedad estadounidense es llamativamente ridícula, no creo que nadie lo ponga en tela de juicio y que visto lo visto, uno se ríe de la ostentación de ridiculez que hacen, pero no puede dejar de sentir cierto resquemor ante lo que nos espera gane quien gane.

7 comentarios:

Ana dijo...

No pongo en duda la ridiculez y la falta de sentido común y razonamiento del pueblo yankee.

Por otro lado, cuándo termina esta historia? Me tienen podrida con sus elecciones!!!!! Duran años!

Y por último (y un poco más frívolo), voy a procurar no entrar más a tu blog cuando llego de trabajar, no almorcé y tengo hambre: ahora me dieron ganas de comer una pizza YA!

Bea dijo...

Justo hoy le decia a mi companiera de trabajo, algo que ya hemos dicho creo que en este mismo espacio: en las elecciones de Noviembre deberiamos poder votar todos, que al fin y al cabo sus politicas nos afectan a todos. Dado ese supuesto, no me cabe duda que votaria a Obama por el simple hecho que los de la vereda de enfrente me generan desprecio y pq siempre el cambio, los aires nuevos son bienvenidos, aunque despues nos terminen haciendo gritar mas vale malo conocido que bueno por conocer.

Maria Cristina dijo...

sea como sea espero que en nobiembre haya un mejor futuro para los americanos

Bego dijo...

Estoy con Bea: votaría por Obama, votaría por el cambio.

Miedo me dan los americanos, pq hace unos años yo hubiera votado por JFK (el 2º, el q no triunfó) y volvió a salir presi de los tal Bush Jr. Glups. Lo dicho: miedo!

Marian dijo...

Yo quisiera que esta gente esta vez vay a votar y vote como la gente... yo no se si en algun lado del mundo hoy se lige birn a consciencia o se elige al "menos malo, al mejorcito de un par de mediocres". Pero que elijan bien porque el gran problema del par de conservadores estos es que son inclusive mas conservadores que el opa de bush que en realidad lo que mas le interesa es la guita. Estos, sobre todo la mina, viene con toda una sarta de boludeces cristianuchis que van a crear mas problemas que resolverlos. Cuidado, que cada uno tenga su manera de pensar pero cuando esa manera implica que es un retroceso al medioevo y que ese retroceso sera aplicado y forzado sobre el resto de la humanidad... es mas jodido.

∂ZuL™ dijo...

Sinceramente yo prefiero Obama que a Mcain, ese tipo no es de mis favoritos se me hace un Bush en todo, su forma de hablar, de decir las cosas... ay no... mas de lo mismo YA NO!

Acacia dijo...

Hola Marcelo!
Primera vez en tu blog, espero poder tener tiempo para ir leyendo mas.
Muy buena tu reflexion, y sobre todo eso del " paradigma del sueño americano" Te felicito! Deja pensando,no?
Un saludo