miércoles, noviembre 01, 2006

Necesidad o Casualidad...?

Y de pronto te encuentras sentado en una terraza mirando el mar. La noche es cálida y te pediste una cerveza mientras intentas adivinar hacia dónde irá aquel barco, cuyas luces titilan en el horizonte. Oyes un ruido en la mesa siguiente: alguien se ha sentado. Es el vaho dulzón de un perfume de mujer que reconoces, el que te hace girar.
Ella es joven -tal vez demasiado para ti y lo asumes- lleva el cabello claro, recogido en una cola y no reparas en su ropa. Pero te gustan sus ojos, la manera con que te miraron, el modo con que dejaron de mirarte. Apuras un trago de la cerveza que casi se ha evaporado de tu copa mientras descubres que ha estado llorando. La luz que le llega desde una marquesina, algo amarillenta, realza unas ojeras que no ha querido evitar con maquillaje.
Tristeza –piensas- eso es lo que rezuman sus ojos y sus labios y sus manos. Ahora enciende un cigarrillo, aspira y juega con el humo que exhala, lanzándolo lentamente al aire. De su bolso extrae una pequeña libreta, hace una anotación, arranca la hoja y la coloca debajo del cenicero de cristal. No puedes dejar de observarla. Te gusta. Desearías poder acercarte y saber por qué ha llorado, pero no sabes cómo hacerlo sin correr el riesgo de que, simplemente, te fulmine con un gesto de indiferencia. Cuando el camarero llega con otra cerveza aprovechas para mirarla mejor y suponer su edad, ¿veinticinco, treinta, treinta y tres?...quien sabe, la figura y sus facciones son las de una adolescente.
Estás seguro, que si lograras arrancarle una sonrisa, se fijaría en ti. Es cuando te asalta la idea de intentar un truco de magia. Sabes que nunca fallan, pero ¿cómo hacerlo, si ni siquiera eres mago? Lo piensas y sonríes. Pero te está mirando cuando tu la miras. Te preguntas cuánto hace que te está mirando. Ahora ella también sonríe. ¿Y el truco de magia?, ya no te hará falta. Decides ir más allá, pase lo que pase. Te acercas a su mesa. Ella acepta la “birra” que le invitas. Hablan más de dos horas y te cuenta que mañana emprenderá un largo viaje para reencontrarse consigo misma. Entonces tu le revelas que estás escribiendo una novela que tendrá un final feliz. “¿Quieres un papel en mi novela?”, le preguntas...”¿quieres acompañarme en mi viaje?”, te tienta.
Caes en la cuenta de que ambos han traspasado la línea del tiempo; te ha contado su vida y penas de amor y tú también lo has hecho. Es como si aquel encuentro hubiera estado planeado desde el principio de los tiempos. Cuando se marcha, sólo dice “hasta otra vez”. Te quedas mirándola mientras se pierde, primero entre la gente de la terraza y luego en la penumbra de una callejuela que baja hacia el puerto. Ahora te gusta mucho más, aunque sea joven, tal vez demasiado para ti. Pagas y te vas, pero antes, recoges el papel que ha estado doblado debajo del cenicero de cristal. Lo lees. “¿Necesidad o casualidad?”, eso dice, nada más.

32 comentarios:

Bea dijo...

A veces dos personas se encuentran, un encuentro fugaz, pero que puede cambiar la vida de ambos, no pq sigan juntos, sino por todo lo que aprendieron o descubrieron en ese encuentro. Me ha pasado. Conversar horas con un perfecto desconocido y al cabo de ello haber encontrado respuestas que ni siquiera sabia que buscaba. Creo que es ambas: necesidad y casualidad. La vida te enseña que entre un hombre y una mujer no solo cabe el amor o la amistad. Hay otros sentimientos que solo caben en esos encuentros fugaces. Besos Marce.

MaleNa dijo...

Me maraville con tus letras.

Un regusto a fruta madura, me habita.

No creo en las casualidades si en las causalidades.

Bella musica.



Abrazos porteños

Noa- dijo...

A veces una simple invitación a birra es el mejor truco de magia para compartir viajes.

saludos

smilysmiles dijo...

oooooohhh!!
vaya,he estado leyendo conteniendo la respiración hasta el final...
qué bonita historia,qué interesante y cuanto romanticismo...
un beso!

Lunaria dijo...

Esas cosas suceden y no sabes por qué. Cierto día conocí a una chica y conectamos en seguida. A los dos minutos de conocernos nos habíamos contado cosas muy personales. Ella sobre el problema que tenía con su chico y yo unas dudas que rondaba por mi cabeza hacía varios días. La amistad aín hoy continúa aunque sea sólo por este medio.
Aquello no se si llamarlo casualidad, destino o necesidad.

Julia dijo...

esos encuentros son fabulosos.
nunca te olvidás de esos hombres (mujeres en tu caso). aunq no vuelvas a verlos.

beso!

Milongas dijo...

Casualidad? no creo, ya sabes que el azar nunca deja cabos sueltos! Esos encuentros son maravillosos, casi mágicos, porqué no viajar con ella?
Besotes y achuchones Marcelo!

Lunatica!! dijo...

Necesidad o Casualidad, la historia de nuestras vidas todo pasa pro que necesitamos algo , aun esto provenga casualmente ,

la verdad es que , muchas veces deseamos involucrarnos un poco mas , que hemos de perder nada


quizás ganar,

Abrazos,

tenia mucho que no escribías pero valió la pena

Bego dijo...

Alegrar un dia con una charla (o un comentario)inesperada es una magia muy especial :)

Checha dijo...

Preciosísima historia, tengo que sentarme sola en algunas mesas más seguido...

Gab dijo...

Ese tipo de encuentros es maravilloso, qué lindo escribís Marce, me gusta mucho amigo.
Alejandra me dijo que si querés saber de ella que pases por su blog.


Ah no sé no sé arréglense. :)

http://alejandraliberati.blogspot.com

Flor dijo...

Uy esos encuentros... como si en un par de horas uno pudiese sentir que está conectado con esa persona para siempre, hasta que llega la hora de partir. Pero esa frase, "¿necesidad o casualidad?" me dejó pensando.
Besos

Ave Fénix™ dijo...

Las casualidades son las mejores cuando conoces una persona que te deja huella en la vida... saludos Marcelin :) mañana 3 cumplo años, dejo nota en mi blog,te espero :)

Natalia dijo...

Marcelo, gracias por pasar por mi casa, y dejarme ese comentario que realmente me da ánimos. Sospeché que no era una casualidad entrar acá y escuchar a Cabrel.
Mirá lo que postée Estuve buscando cómo hacer para poner música y que las visitas lo puedieran escuchar... pero no soy muy ducha. Y ahora pasando por acá me das esta alegría. Gracias.

Ah, me olvidaba, necesidad, siempre necesidad: La vie me donne ce que j'attends d'elle.

Un abrazo

resonANSIAS MAGneticas dijo...

Dicen que las casualidades no existen. Si mi blog existe es por algo parecido a tu magistral y bella historia., y durante mucho tiempo pense.. por que?., si no debia estar ahi, si hubiera llegado tarde, si no hubiera sido viernes, y algunos hubieras mas., simplemente tenia que pasar., algo, o alguien deseo que asi fuera., necesidad?., mmmmm noooooo, tal vez en algunos casos. a que se estaria refiriendo?. hermososiisisisimo post. Parece complot, muchos blogs me hacen voltear hacia atras., esta semana fue Malena, Nika y ahora tu.

Casualidad o necesidad??. me lo pregunto ahora., es una se~al, o que diablos?. oh my god. jajajjaja. Un abrazo. maravilloso post.

Zebedeo dijo...

¿Y eso importa? Es como si tienes sed y de repente aparece un bar ¿por caualidad o por necesidad? :)
Mmmm necesidad, necesidad.
Te invito a una birra ¿vienes? ¡slurp!

Estrellita Antigua dijo...

Casualidad o necesidad? ambas, pero cual va primero? no se. Todos somos magos!!!! El amor mismo es una magia o ilusion, y la idea es que el otro nunca descubra el truco ...
saludos

foton dijo...

Haaa que belleza !!!.

Es la necesidad de vivir con tu "complemento". Con la contraparte que te hara vivir, que te hara entender lo que sucede a tu alrededor.
Lastima que falto empuje y seguridad ante la pregunta ...”¿quieres acompañarme en mi viaje?”, habria que haber dicho que si !!!.
Entoces se hubiera abierto otro capitulo de la vida.
Son esas decisiones, a veces prematuras, las que inyectan esa sabia curadora que falta en la vida de muchos.

Un abrazo.

EnLaOscuridadDeLaNoche dijo...

Me ha encantado.
Tal vez a veces necesitemos abrir nuestro alma a alguien y sea él quien decide a quien...

LaMaga dijo...

Me gustó el relato.

No confío en las casualidades, aunque sí en las causalidades.

Un beso

EL HIPPIE VIEJO dijo...

MUY BUENA HISTORIA AMIGO .
CREO QUE ESE TIPO DE ENCUENTROS TIENEN UNA QUIMICA ESPECIAL , TIENEN MAGIA Y SON PARA SIEMPRE , AUNQUE DUREN POCO .

SALUDOS

ADAL

Mikaelina dijo...

Preciosa canción para acompañar tan bonita historia. Pero sucedió que se separaron, tal vez para siempre. Triste, muy triste.

Gab dijo...

Hola Marce, tus comentarios siempre me hacen reír, solo paso a decirte que tengas una hermosa semana amigo.

Besos porteños

Coral dijo...

Benditas casualidades

Gracias por tu visita a mi blog, nos estamos viendo.

Un Abrazo

Titi dijo...

Ey gracias por visitarme...
lloro, me río, pataleo, me enojo y me vuelvo a reir... Ciclotímica yo? Naaaaa! jajajaja
Soy bastante indecisa pero me quedo conlo malo conocido que al fin y al cabo no es malo para nada jajaja Besotes

Titi

http://titinafernandez.blogspirit.com/

.naNu dijo...

Tu texto me hizo acordar al chico del colectivo del cual nunca me bajé...
Pero bueno, supongo que cuando las cosas pasan es por algo, no?
Y cuando no pasan también.
Te mando un beso enorme!

pipita dijo...

los encuentros son lindos y mas si se dan con conexion...y si pasa esto sentite dichoso porq no paa muchas veces!!!

beso

susana dijo...

ay nunca pense encontrar en un blog por aqui, a uno de mis cantantes favoritos Cabrel...te recomiendo tb Jacques Brel...x si no lo conoces, x cierto no creo q en las casualidades...besos su

Atabex dijo...

me gustó la historia, ¿cómo liberarse de un encuentro así? Me pregunto, si ¿escribes la novela para darle un papel o es la necesidad de darle ese papel que te ha llevado a escribir la novela? Creo qye hace tiempo que la esperabas.... Es una historia hermosa, nos habla de un momento mágicos, de esos de los que nos he difícil deshacernos.
Saludos
Gracias por visitarme!

Gab dijo...

Gracias por pasar amigo, me alegro que te haya gustado.
Cuidate mucho, te dejo un besito grande.
Que sigas bien

Mariposa_de_agua dijo...

Necesidad o casualidad....
creo que hubo de las dos cosas, casualidad en que los dos estuvieran en un mismo tiempo..y la nececsidad , de contener...

bello relato..

Cariños

Pia

Gustavo dijo...

Muy bonita historia. Y muy bien contada.
Saludos.