miércoles, abril 29, 2009

Simplemente, gracias.

Adiós, no quiero nada.



Idea Vilariño, la gran poeta y ensayista uruguaya ha emprendido el último viaje.
Se lleva los misterios de una vida de la que nos dejó saber muy poco; nos deja una obra para que cada uno construyamos nuestra propia Idea.
Rechazaba las entrevistas y hablar de su intimidad.
“Para eso está mi poesía”, habrá pensado tantas veces.
Fue docente en colegios secundarios y seguramente habrá mucha gente que hoy recordará su voz y su carácter llenando un aula en su hora de literatura.
Escribió a la muerte y al amor, fundamentalmente.
Militó en política y transitó sola por la vida.
Fue y será una figura relevante de las letras uruguayas.
Al final del camino la esperan Delmira Agustini, Maria Eugenia Vaz Ferreira y Juana de Ibarbourou entre otras. Habrá una gala de bienvenida y se leerán muchos poemas entre abrazos y brindis.
Tal vez detrás de los visillos de alguna puerta entreabierta, Juan Carlos Onetti aguarde, con la ansiedad de un adolescente, el reencuentro con su gran amor.

Quisiera morir
ahora
de amor,
para que supieras
cómo y cuánto te quería
Quisiera morir,
quisiera
de amor,
para que supieras

............................................................

Adiós
no quiero nada.
Adiós, adiós.
No puedo repetir
más los gestos,
las palabras.
Adiós.
Ni siquiera tu vida aceptaría.
Menos
esa difícil sonrisa
que me muestras.

14 comentarios:

Nochestrellada dijo...

Me enteré al mismo tiempo que leía la triste nocticia sobre el estado de salud de mi querido Benedetti.

No hace mucho descubrí su obra, fue una grata sorpresa.

"Tal vez no era pensar, la fórmula
el secreto..."
es bellísimo!

p.d.:me gusta creer que será así, como vos decís, ese reencuentro...

un beso

Mentacalida dijo...

Sin duda escritores que dejan huellas inmemoriables.Delmira Agustini y benedetti son unos de los que leo frecuentemente.
Caigo a tu blog por azar y es muy interesante.

Un abrazo.

Menta

✈ĘɭĭZ∂™ τσdσs lσs Dεяεcнσs яεsεяvαdσs cσρчяιgнτ dijo...

Un escrito muy interesante mi querido Marcelo... disculpa por la tardanza, pero andaba un poco enferma pero aqui REGRESe!!!

Belén dijo...

Lo había oído, y la verdad es que afecta bastante...

Besicos

Inés dijo...

Lamentable pérdida para el mundo de las letras.

Un poeta no muere nunca Marcelo, no muere, habita ya en los dos mundos y se queda en el alma de todo aquello que es poesia.

un beso con abrazo,
Inés

no me olvido de ti, ni de regar tu jardin ;P

comoninguna dijo...

Una pena, otra que se va....
dejo un poema que en su momento descubrí y lo guardo con los poemas tesoro.
un beso grande Marce!!

Poema Ya no
de Idea Vilariño




Ya no será
ya no
no viviremos juntos
no criaré a tu hijo
no coseré tu ropa
no te tendré de noche
no te besaré al irme
nunca sabrás quién fui
por qué me amaron otros.

No llegaré a saber
por qué ni cómo nunca
ni si era de verdad
lo que dijiste que era
ni quién fuiste
ni qué fui para ti
ni cómo hubiera sido
vivir juntos
querernos
esperarnos
estar.

Ya no soy más que yo
para siempre y tú
ya
no serás para mí
más que tú. Ya no estás
en un día futuro
no sabré dónde vives
con quién
ni si te acuerdas.
No me abrazarás nunca
como esa noche
nunca.

No volverá a tocarte.

No te veré morir.

Maria Cristina dijo...

marcelito que hermoso homenaje y que linda cancion la de fondo

en las nubes dijo...

no la conocía... pero gracias por este homenaje que hará que muchos nos acerquemos a sus letras...

besos

magnolia dijo...

quisiera no adios!

comoninguna dijo...

Acabo de leer que falleció Benedetti.
Que tristeza.
Se van pero nos dejan sus letras,y eso es tanto!!!
beso Marce, siento entrar para dejar esta triste noticia...

Mar y Sol(a veces tenue y otras no) dijo...

Ahora también marchó el querido Mario...hora de partidas...pero qué gran legado han dejado
Un abrazo grande.

magnolia dijo...

yo tambipen quisiera morir.

bonito blog!

Rosario Miloro Costas dijo...

Tomo nota de la poeta, no la conocia. Gracias por compartir, Marcelo.

Rosario

Rosario Miloro Costas dijo...

Tomo nota de la poeta, no la conocia. Gracias por compartir, Marcelo.

Rosario